Y no me quejo

Hace años, a la salida de clases de baile, las mamás me decían: Yo antes de parir estaba como tú. Y ese era un comentario que me hacía muchísima gracia. Pensaba: No será para tanto. Y he podido comprobar en carne propia que sí lo era. Y quizá no es el embarazo en sí el que te … Continúa leyendo Y no me quejo